Todas las corrientes artísticas sirven como reflejo de lo que sucede en la sociedad del momento. En el arte, a lo largo de la historia han sido muchas las diferentes vanguardias las que ayudaron como vía de escape para romper con lo que ya estaba implantado y crear una visión distinta de todos aquellos valores que predominaban.


 

Una de esas corrientes es el Dogma 95, corriente creada para el séptimo arte, un movimiento que supuso un punto de inflexión sobre todo aquello que hasta la época se concebía como cine.

 

Pero, ¿Qué es el Dogma 95?

 

El Dogma 95 es un movimiento fílmico creado en Paris en el año 1995 de la mano de los cineastas Lars Von Trier y Thomas Vitenberg. éste manifiesto, inicialmente imitaba la redacción del ensayo que escribió el director de cine y creador del movimiento ‘’Nouvelle Vague’’ François Truffaut, ‘’Une certaine tendance du cinema français’’ (1954).

directores

Al igual que François Truffaut o Jean-Luc Godard en Francia, en Dinamarca también se cultivó el sentimiento de romper con lo establecido por la industria cinematográfica del momento.

Se dio la casualidad de que ese mismo año, el 1995, se celebraba el centenario del séptimo arte ya que habían pasado 100 años desde que los Hermanos Lumiere efectuaron su primera obra ‘La salida de los obreros de la fábrica’ con todo esto, Lars Von Trier inauguró ante todo el mundo la vanguardia que intentaría romper con los pilares sobre los que sustentaban todas las producciones de Hollywood.

 

Así, el director danés, leyó lo que ellos llamaron ‘’Manifiesto del Dogma 95’’ una serie de reglas que se debían de cumplir los cineastas para poder adaptar los trabajos a las exigencias del nuevo modo de hacer cine.

Pero este nuevo reglamento no se creó porque si, tenía ciertos objetivos que los creadores creyeron importantes para poder avanzar en la historia del cine.

Objetivos del Dogma 95:

 

  • El objetivo del colectivo Dogma era purificar el cine rechazando costosos y espectaculares efectos especiales, modificaciones de postproducción y otros trucos técnicos.
  • Los cineastas se concentraron en la historia y la interpretación de los actores. Los directores buscan resistirse al canon cultural en el tratamiento, los temas, los riesgos, y tratan de dar mayor importancia a los procesos creativos y comunicativos que a las ganancias que puedan obtenerse de las películas.​
  • Su idea era que esta mejora del enfoque podría atraer a la audiencia, ya que no estaban alienados o distraídos por la sobreproducción, y así, podría configurar un público con el que se pudiese dialogar.

Pero para conseguir todo esto, los autores de este manifiesto determinaron diez reglas que toda obra ‘’Dogma’’ debía cumplir, a estas normas también se les hacía llamar ‘’Voto de Castidad’’.

Diez reglas del Dogma 95:

 

  • 1) Los rodajes tienen que llevarse a cabo en locaciones reales. No se puede decorar ni crear un “set”. Si un artículo u objeto es necesario para el desarrollo de la historia, se debe buscar una locación donde estén los objetos necesarios.
  • 2) El sonido no puede ser mezclado separadamente de las imágenes o viceversa (la música no debe ser usada, a menos que esta sea grabada en el mismo lugar donde la escena está siendo rodada).
  • 3) Se rodará cámara en mano. Cualquier movimiento o inmovilidad debido a la mano está permitido. (La película no debe tener lugar donde esté la cámara, el rodaje debe tener lugar donde la película tiene lugar).
  • 4) La película tiene que ser en color. Luz especial o artificial no está permitida (si la luz no alcanza para rodar una determinada escena, ésta debe ser eliminada o, en rigor, se le puede enchufar un foco simple a la cámara).
  • 5) Se prohíben los efectos ópticos y los filtros.
  • 6) La película no puede tener una acción o desarrollo superficial (no pueden mostrarse armas ni pueden ocurrir crímenes en la historia).
  • 7) Se prohíbe la alienación temporal o espacial. (Esto es para corroborar que la película tiene lugar aquí y ahora).
  • 8) No se aceptan películas de género.
  • 9) El formato de la película debe ser el Académico de 35mm (1:1.85).
  • 10) El nombre del director no debe aparecer en los créditos finales.

Esta nueva forma de hacer cine llega a todos los cineastas del mundo y es entonces cuando empezó a caer el manifiesto. Los creadores se dieron cuenta de que este movimiento se convirtió en un sello de ventas, un sello que todo director de cine quería conseguir para una de sus obras ya que nombrar una obra bajo el nombre de ‘’Dogma 95’’ le daba mucho prestigio.

Será en 2002 cuando el manifiesto va a echar el cierre pero cineastas como Juan Pinzás aseguran que el manifiesto ha dejado huella en las películas actuales ya que estos rasgos se ven en casi todos los títulos que llegan a las salas, hasta en el cine de acción, en el que de repente se comenzó a ver normal que se usara una cámara en mano para rodar una escena.

“Su huella está en todo el cine, se impregna de alguna forma, aunque alguna sea superficial. Marcó un pocos”, analiza mientras recuerda filmes como Birdman, en el que el famoso plano secuencia le recuerda a los principios que sigue defendiendo.

El Dogma ni se crea ni se destruye, sólo se transforma.

 

Os dejamos una lista con los Dogmas más notables en el siguiente link: https://rudhro.wordpress.com/2010/02/16/i-love-this-stuff/