(+34) 652 208 556 info@fueradecampofilms.com

      Queridos espectadores, al momento de elegir entre ver cine o series ¿que preferis? sus características son muy diferentes y la respuesta depende de vuestro gusto. No hay una verdad absoluta, aunque hoy en día la competencia es más directa.


       

      El formato y la duración.

      Las películas duran aproximadamente 2 horas, por lo tanto requiere dedicar cierto tiempo de atención.

      En ellas se observa una presentación, un desarrollo y una conclusión; donde los personajes están definidos en todo momento, y la historia generalmente queda cerrada.

      Por el contrario, las series televisivas duran alrededor de 40 minutos, algunas un poco menos, otras un poco más.

      Es decir, requiere menos tiempo de dedicación, algo que para muchos es considerado algo a favor, pues el día a día puede llegar a tener la agenda apretada.

      Al hablar de formato, las películas se graban en 70mm, y las series en 35mm. pero comparten el mismo objetivo: el entretenimiento.

       

      Accesibilidad y costos.

      En los cines durante la semana hay un día especial conocido como el día del espectador, donde el precio de la entrada es reducido a la mitad.

      Este descuento permite la posibilidad de ver los estrenos en la gran pantalla. De lo contrario, durante el fin de semana la cuenta será mucho más alta.

      Desde otra perspectiva, el sistema de cine en casa como el Home Teather, el Blue-Ray, la barra de sonido, el cine portátil y/o el Video Beam, logran equipar un cuarto en casa como una sala de cine.

      Genera calidad visual y sonora al ver una película o una serie, lo que economiza al momento de ver estos dos formatos.

      En cuanto a las series, al pagar una cuota mensual en una de las diferentes plataformas digitales como Netflix, HBO, Movistar, entre otras, se encuentran muchas categorías de series de TV, tanto pasadas como actuales.

      cs2 (1)

      Dedicación y comodidad

      Entre cada día la rutina puede ser un poco ajetreada y el tiempo libre es limitado, en este caso puede ser una desventaja para los cinéfilos.

      Necesitan un periodo de atención largo para apreciar las películas, como mínimo son 2 horas sin mencionar el desplazamiento hacia el lugar. Aunque las salas de cine son cómodas para disfrutarlas.

      Sin embargo, para los seriéfilos el consumo de las series televisivas es más favorable, porque está a elección de cada persona cuántos capítulos verá. Algunas son de 20 min como mínimo y 60 min como máximo.

      A esto se le suma que, desde un dispositivo electrónico como: celular, tablet o computador es posible reproducir la serie, es una ventaja poder verlo en el momento que se desea y en cualquier lugar.

       

      Conexión con la historia

      La historia en las películas se desenvuelven en una presentación, un desarrollo y una conclusión. Cada personaje se define desde el principio hasta el final, e igualmente la historia. A no ser de que sea una saga y continúe, un claro ejemplo es Harry Potter.

      A diferencia de las series que fidelizan a los espectadores ya que la historia trasciende, con la variedad de capítulos y temporadas, logran generar un vínculo emocional con los personajes, aunque estos pueden ir apareciendo, permanecer o desaparecer.

      cs3

      Ahora, son muchos los factores que influyen para tomar la decisión de si eres más cinéfilo o seriéfilo. Nosotros os dejamos expuestos varios puntos, recuerden que el fue primero y después los demás formatos televisivos.

      Las series siempre han estado ahí, solo ha tenido menos prestigio que el cine, pero esto se está reformando desde la participación de los guionistas, directores, actores/actrices, la producción y demás.

      ¿vosotros que preferís? ¿qué te engancha más? coméntanos…

       

      Pin It on Pinterest

      Share This