El arte de escribir una buena historia ha sido estudiado desde los tiempos de Aristóteles. Ya en esa época, se establecieron unas reglas para definir en qué consistía una buena historia. Desde entonces y hasta la actualidad, autores como George Polti, John Truby y Robert McKee han destacado por su análisis y métodos en cuanto a la creación de historias y, en el caso de los dos últimos, la creación del guión cinematográfico. 

Si bien todas las narraciones, en el formato que sea, contienen muchos factores comunes a tener en cuenta para ser efectivas, en este artículo nos centraremos en los parámetros que se han establecido para crear un buen guión. 

Puede que en otros artículos se haya descrito este trabajoso proceso en 5, en 7 o en 12 pasos, pero no hay una fórmula exacta. Sin embargo, hemos intentado sintetizar en los factores más importantes a tener en cuenta. 

1. La idea

La idea es la base principal para crear tu guión. Una idea puede surgir a partir de un personaje, de una trama, de un lugar, etc. Esta idea debe ser desarrollada para construir una premisa inicial, o lo que se podría llamar una logline: el concepto del guión en una sola línea. 

2. El conflicto 

Sin conflicto no hay historia. Gracias al conflicto se descubre al personaje, supone un motor para que se desarrolle la trama. Decide qué pasa, cuándo pasa y a quién le pasa y escríbelo en unas 5 líneas, esto configurará la storyline de tu guión. En la storyline también deben quedar claros los giros dramáticos que suceden en la trama. 

3. Personajes 

Antes de seguir con la historia, debes configurar unos buenos personajes. Dedica el tiempo que necesites a este paso. Hay numerosas técnicas para crear personajes, cada uno puede encontrar su propia técnica. Hay personajes que se crean mediante la descripción, otros rellenando cuestionarios, se pueden trabajar más superficialmente o profundamente. El proceso es lo de menos, lo importante es tener claro cómo es tu personaje, y sobre todo, cómo responderá al conflicto con el que se encontrará. Los personajes, al igual que las personas, se muestran como son en situaciones de conflicto. Cuanto más hayas trabajado tus personajes, más fácil te será escribir los diálogos y mantener su coherencia narrativa. 

4. Sinopsis

Escribe todo lo que puedas ahora, ya podrás recortar y seleccionar luego. La sinopsis viene a ser la historia del guión narrada literariamente. Escribir así ayuda a desarrollar más la trama, centrarse en detalles y acciones de los personajes; permite tener una visión general de la historia. Escribe sin presiones, analiza, y quédate con lo que más te interesa.  

5. Escenas 

Una vez tengas la sinopsis definitiva. Puedes separar la narración por escenas. Este paso empieza a convertir la historia en algo más teatral y cinematográfico. 

Las escenas son unidades espacio-temporales en la historia. Cada vez que se cambie de espacio o de tiempo, se debe construir una escena nueva. 

Para que una obra compuesta por escenas sea buena, se debe analizar cada escena por separado. Cada escena debe tener su función dentro de la historia, tanto para aportar información esencial como para avanzar la trama en sí misma. En el cine el tiempo es de lo más preciado.

6. Escaleta

La escaleta es la herramienta que ayuda a visualizar cada escena. Sin incluir los diálogos, en la escaleta se añade toda acción dramática que realicen los personajes. 

7. Tratamiento 

El tratamiento es el siguiente paso a la escaleta. En este paso se deben desarrollar todas las escenas que ya tienes escaletadas, pero aún sin incluir los diálogos.

8. Diálogos 

Bien, finalmente ha llegado el momento de dejar hablar a tus personajes. Puede parecer una tarea fácil, pero hacer dialogar con naturalidad a tus personajes es un trabajo que se consigue con la práctica. Conocer a la perfección cada una de las características de tus personajes ayudará a que los diálogos fluyan. 

Una vez tengas escrito tu guión, puedes leerlo las veces que haga falta para cuidar cada pequeño detalle. También puedes pedir a alguien en cuyo criterio confías, las opiniones ajenas son de mucha ayuda. 

¡A escribir! No se puede desaprovechar la oportunidad de publicar tu nueva creación en la renovada plataforma que ofrece Crowd&Play. 

Pin It on Pinterest

Share This